El Tesoro ha conseguido colocar 3.000 millones - por debajo del máximo previsto, en 3.500 millones de euros - en la última subasta de bonos a 3,4 y 6 años. Una subasta en la que se realizó con una notable demanda, lo que contribuyó a relajar la prima de riesgo por debajo de los 316 puntos básicos.
El Tesoro colocó un montante máximo previsto de 3,5  millones de euros en bonos a 3, 4 y 6 años. En la subasta a tres años tuvo un rentabilidad del 2.44% - por debajo del 2,96% anterior, con un ratio de cobertura de cinco  veces, desde las 4.4 veces anteriores.

Respecto a la colocación de bonos a cuatro años, la rentabilidad media fue del 3,374% (desde el 3,748% de la subasta anterior) con un ratio de cobertura de 4.1 veces, casi el doble de las 2.2 veces de la anterior colocación.

Finalmente, la referencia a 6 años registró una rentabilidad del 4,193% frente al esperado y un ratio de cobertura de 2,9 veces. La anterior subasta se celebró en 2008.

Tras este buen resultado, la prima de riesgo española se situaba por debajo de los 316 p.b., y el Ibex35 pasaba a revalorizarse un +0,3% (0,2% antes de la subasta).