La Seguridad Social obtuvo un superávit de 11.797,05 millones de euros en los seis primeros meses de 2009, cifra inferior en un 29,5% a la del mismo periodo del año anterior, cuando el superávit ascendió a 16.734,3 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración. Este resultado fue consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 60.620,9 millones de euros, un 1,9% menos, y de unos pagos que sumaron 48.823,8 millones de euros, un 8,3% más que en el periodo enero-junio de 2008.