El vicepresidente del consorcio energético GDF-Suez, Jean-François Cirelli, renunció recientemente a sus stock-options por la presión mediática pero su remuneración aumentó un 180% en 2008, según el informe anual del grupo que recoge la edición digital del diario francés Libération. En concreto, el sueldo del directivo ha pasado de los 460.000 euros a 1,3 millones de euros "con la bendición del Estado que tiene varios representantes en el seno del grupo", agrega el rotativo galo.