El sector privado estadounidense destruyó 169.000 puestos de trabajo en el mes de noviembre, segúna la ADP. Este dato, que considera un adelanto de las cifras de paro que se publicarán el viernes, ha estado por encima de los 150.000 empleos que esperaba el mercado, pero es inferior a los 203.000 puestos que se perdieron en octubre.