Las condiciones del sector manufacturero español continuaron deteriorándose durante el mes de febrero a niveles similares a los de enero y tras marcar un mínimo de la serie en diciembre. El PMI manufactureso alcanzó los 31,8 puntos en febrero, desde los 31,5 puntos del mes de enero.