El presidente de la División América del banco Santander, Francisco Luzón, destacó hoy que en la entidad están "satisfechos" con la operación de venta del Banco de Venezuela pero recalcó que esto no significa que el banco español se marcha del país latinoamericano, sino que permanecen en él, desde la convicción de que "todavía" pueden seguir "aportando valor al país" a través de otros instrumentos. Así, destacó que se quedan con una sociedad de bolsa y valores, con una "pequeña" licencia bancaria (Bancrecer), con una fundación y con una de sus "señas de identidad" en la zona, Universia. Luzón hizo estas afirmaciones en el marco del VIII Encuentro Santander-América Latina 'Todos contra la crisis', en el que repasó la evolución y situación del sector financiero en la región y, en especial, la posición del Santander.