El presidente ruso Dmitry Medvedev se mostró positivo el domingo sobre la propuesta de la rusa LUKOIL para comprar una participación en la española Repsol, en declaraciones que se producen justo antes de la visita del líder ruso a España. A mediados de enero una fuente cercana a las negociaciones dijo a Reuters que los contactos para la eventual venta del 20 por ciento de Repsol en manos de Sacyr Vallehermoso a la rusa Lukoil se habían aparcado, tras lo cual la prensa publicó que la constructora negociaba con la china Sinopec. Sin embargo, Medvedev señaló el domingo que según sus informaciones las compañías "aún negociaban". "Con respecto a la situación de LUKOIL y la oferta para comprar las acciones que, según entiendo, se ha hecho: por supuesto comprenderán que lógicamente no voy a comentar sobre ello en detalle porque, después de todo, es una decisión de dos empresas privadas", dijo Medvedev en una entrevista con medios españoles antes de su visita a España, que comienza el lunes.