El presidente del grupo minero Rio Tinto, Paul Skinner, defiende en una carta remitida a los accionistas de la compañía las posibilidades de desarrollo de la empresa como firma autónoma e independiente de su homóloga BHP Billiton, que el pasado mes de noviembre mostró su interés en adquirirla mediante un intercambio de acciones. El presidente del segundo grupo minero a nivel mundial recuerda que el consejo de la compañía ya rechazó de manera unánime la proposición de BHP Billiton al considerar que infravaloraba a la compañía.