El presidente ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau, ha estimado hoy que la economía ha parado su caída y ha ralentizado la destrucción de riqueza en los primeros cinco meses de este año, una tendencia que habrá que ver si se sigue notando en el segundo semestre de 2009. A su juicio, las políticas del Gobierno de España y las tomadas a nivel internacional por otros ejecutivos han dado liquidez al sistema, unas señales que permiten aventurar una ralentización en la destrucción de valor aunque no se ha aventurado a hablar de los famosos 'brotes verdes'.