El presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, recordó que la caída del empleo de EEUU se ha visto acompañada de unos sólidos datos de ventas minoristas. Contrastando con la caída de los empleos de agosto conocida el pasado viernes, Lockhart resaltó en un desayuno informativo que 'la lectura de julio muestra que el gasto del consumidor seguía fuerte y que la inversión empresarial ganaba ritmo en el segundo trimestre'.
El informe de empleo de agosto indicó que se han suprimido 4.000 puestos de trabajo, frente a la creación de 130.000 que esperaba el mercado, en lo que fue el primer descenso del empleo en cuatro años en EEUU. La reacción de Lockhart al dato de empleo del viernes fue igual que la de su homólogo en Philadelphia, Charles Plosser, el sábado en Hawaii, donde éste mantuvo que los datos de empleo de un mes eran sólo un factor entre muchos otros que permiten obtener una perspectiva global de la economía. No obstante, Plosser reconoció: 'Las condiciones más duras en la concesión de créditos y las turbulencias de los mercados financieros han aumentado la incertidumbre sobre nuestras previsiones para la economía'.