El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, considera que España "no ha sido un ejemplo de estabilidad regulatoria" en los últimos años en el sector energético, por lo que ve necesario un marco normativo "estable, transparente y predecible". Galán aprovechó la entrega del premio al "Líder Empresarial del Año", que le ha concedido la Cámara de Comercio España-Estados Unidos, para recordar al Gobierno que España necesita inversiones en el sector energético y que, para lograrlo, hace falta un marco legal con vocación de permanencia. "Los inversores no quieren sustos", señaló.
El presidente de Iberdrola, la mayor eléctrica española por capitalización bursátil, expresó su confianza en los planes del nuevo Ejecutivo y calificó de "positivas" las últimas declaraciones del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián. No obstante, apuntó que la compañía está elaborando un documento que recogerá sus sugerencias para mejorar el marco normativo del sector. Se tratará, según Galán, de una "guía" sobre "lo que hay que hacer para salir de esta situación". Solución al déficit tarifario Las compañías eléctricas reclaman una solución al llamado déficit tarifario, diferencia entre los ingresos que se obtienen a través de las tarifas reguladas y los costes asociados a la generación, transporte y distribución de la electricidad. Sobre la energía nuclear, Galán subrayó que "un país como España no se puede permitir el lujo de cerrar instalaciones nucleares, siempre que cuenten con la seguridad adecuada". "Debemos ser capaces de conseguir que las centrales nucleares funcionen el mismo número de años que en otros países", añadió. Posibilidad de integración con Gas Natural Galán se refirió también a la posibilidad de una integración con Gas Natural, la compañía gasista participada por La Caixa y Repsol YPF, y dijo que se trata de una oportunidad "como hay otras en otros sitios". El presidente de Iberdrola explicó que la operación presenta la ventaja de la proximidad y el inconveniente de los "solapamientos", lo que obligaría a vender activos por cuestiones de competencia. En cualquier caso, reiteró que el "elemento fundamental" para tomar una decisión será si la operación resulta "atractiva" desde el punto de vista económico. En cuanto a la posibilidad de que la eléctrica francesa EDF presente una oferta por Iberdrola, Galán señaló que, "si alguien ofrece un precio razonable", la obligación del Consejo de Administración es estudiarla.