El presidente de Fiat  Luca Cordero di Montezemolo dijo el martes que el grupo italiano no cuenta con un "plan B" en Europa en caso de no comprar la filial de General Motors  Adam Opel Gmbh. "No hay nada más que decir", dijo Montezemolo a la prensa durante una conferencia sobre competencia en Roma. El jueves, el primer ministro italiano Silvio Berlusconi dijo que la propuesta de Fiat para comprar Opel aún se está estudiando. A finales de mayo, el gobierno alemán escogió la oferta del consorcio encabezado por Magna International  y se comprometió a ofrecer 1.500 millones de euros en un crédito puente para mantener a flote la compañía con sede en Ruesselsheim después de que su matriz GM se declarase en bancarrota en EEUU.