El presidente del banco alemán Deutsche Bank, Josef Ackermann, pidió más transparencia en los mercados financieros para recuperar la confianza y superar la incertidumbre existente. Ackermann comentó que en las últimas semanas observó una mejora dirigida a fortalecer la transparencia y se mostró optimista de que las consecuencias de las turbulencias financieras sean limitadas. Además explicó que "me parece más bien improbable un perjuicio más fuerte y duradero en la coyuntura económica alemana" y que los problemas por la crisis financiera son "abarcables".