El presidente de Caja Vital, Gregorio Rojo, ha dicho hoy que no hará "ninguna valoración" sobre los "rumores" de fusión de las otras dos cajas vascas, porque hasta el momento no ha habido un pronunciamiento oficial a través de portavoces autorizados por parte de Kutxa y BBK. Tras participar en la clausura de un curso de verano sobre globalización en San Sebastián, Rojo ha señalado, a preguntas de los informadores, que no deseaba comentar "de momento" la posible unión de las cajas guipuzcoana y vizcaína, dado que "no ha habido una apuesta de ningún portavoz de las dos instituciones". Lo que sí ha querido "dejar claro" es que él "está, ha estado y estará" a favor de "un proyecto económico para el desarrollo de este país" y "el beneficio de los ciudadanos y los clientes", que son, según ha recalcado, los que ostentan "la propiedad de las cajas".