El precio del suelo urbano, que supone entre el 40% y el 60% del precio final de las viviendas, se situó en los 238,8 euros por metro cuadrado en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 4,8% respecto al mismo periodo de 2008, según datos del Ministerio de Vivienda. Además, el precio del suelo sufrió un descenso del 3,7% respecto al cierre del pasado año. En los municipios de más de 50.000 habitantes, el precio del metro cuadrado alcanzó los 650,4 euros (-0,5%); en los de entre 10.000 y 50.000 habitantes, se situó en los 274,8 euros (-9,1%) y en las localidades de entre 5.000 y 10.000 habitantes llegó a los 200,7 euros (-0,3%).