Los contratos a futuro sobre el petróleo subían el viernes tras los avances de las acciones europeas, aunque el volumen de negociaciones era muy bajo antes del fin de semana.  Un repunte del euro por la especulación de que la Unión Europea saldrá en ayuda de Grecia también ayudaba a que subieran los precios del petróleo. No obstante, con la demanda aún débil y los inventarios altos, los operadores se mostraban reticentes a impulsar el precio del crudo aún más.  El contrato del crudo Brent para entrega en marzo subía a 72,54 dólares el barril en la bolsa de futuros ICE de Londres.