El barril de petróleo se negociaba el lunes por encima de los 64 dólares por barril, extendiendo la recuperación de la sesión previa, mientras las bolsas se afirmaban y el dólar caía ante esperanzas de una recuperación de la economía global.