El precio medio de la vivienda usada se situó en 2.444 euros a cierre de febrero, lo que arroja un descenso del 0,24% en comparación con el mes precedente, según el estudio del portal 'Pisos.com' difundido hoy. El informe revela que Cantabria es la única comunidad donde los pisos subieron en el segundo mes del año, con aumento del 0,92%. Todas las demás cierran febrero con nuevos descensos, entre los que destacan los de País Vasco (-2,32%), Baleares (-2,08%), Madrid (-1,35%) y Castilla-La Mancha (-0,82%). Por provincias, los precios de la vivienda de segunda mano repuntan en catorce de ellas. Las que contabilizaron el mayor aumento son Palencia (2,95%), Cuenca (2,66%), Cantabria (1,69%), Ciudad Real (1,45%) y Cáceres (1,35%).