La valuación de Disney es demasiado atractiva para ignorarla, señala Bernstein, a pesar del riesgo de que los parques de atracciones queden rezagados varios trimestres de una recuperación. La firma mejoró a DIS a "desempeño superior" y fijó un precio indicativo de 29 dólares, lo que representa un alza del 20%, aduciendo que DIS debería negociarse con una prima sobre sus pares debido a su apalancamiento a activos de redes de cable de rápida expansión; la posición ventajosa de ESPN en momentos en que las redes televisivas se enfrentan a recortes, que incluye cobertura deportiva; una serie prometedora de películas para el estudio de DIS, entre ellas Toy Story 3, Prince of Persia y Cars 2; un impulso en la comercialización de productos basados en películas y los juegos relacionados con esos títulos; y a la sólida plana gerencial. Hace unos instantes, DIS subía un 1,7% a 4,49 dólares.