El grupo de alimentación sortea la crisis con un aumento de su beneficio a cierre del ejercicio anterior.

Además, El Pozo realizó una inversión por valor de 35 millones de euros en mejoras tecnológicas, equipamiento productivo, apoyo a la marca y promocional.

Así, la compañía registró una facturación de 664 millones de euros, un 6,4% más que en 2009.