El Banco Popular cede un 1,16 por ciento en bolsa y se coloca a 13,63 euros, tras la tibia acogida del mercado al anuncio de compra del estadounidense TotalBank por unos 220 millones de euros. Según Espirito Santo, si bien los múltiplos de la operación están en línea con transacciones anteriores, parecen altos y difíciles de justificar. Además, la decisión de Popular de entrar en EEUU llega como una completa sorpresa, que podría ser interpretada por algunos inversores como una confirmación de las malas perspectivas para el mercado español, sentimiento que ha sido exageradamente negativo en las últimas semanas.