El PMI de gestores de compra del sector manufacturero español cayó en marzo hasta los 51,6 puntos desde los 52,1 de febrero.

Aún así, una lectura por encima de los 50 puntos muestra expansión de la actividad.

La producción y los nuevos pedidos continuaron aumentando. No obstante, los ritmos de crecimiento se atenuaron en ambos casos y el empleo cayó de nuevo. Por su parte, la inflación de los precios de venta alcanzó un nuevo récord del estudio.