La onza de platino registró el jueves un nuevo récord histórico a 1.554 dólares, estimulado por la escalada de los precios del oro y el petróleo, la debilidad del dólar y las tensiones geopolíticas. El metal precioso borró así su marca anterior de 1.545,75 dólares la onza, alcanzada el 28 de diciembre. 'Dado el equilibrio precario entre la oferta y la demanda, y la tendencia general al alza del sector de las materias primas, el platino parece listo para seguir su ascenso' hacia la meta de los 1.600 dólares la onza, comentó James Moore, analista del Bullion Desk. El platino siguió las huellas de las cotizaciones del oro, que pulverizó el miércoles su récord histórico de enero de 1980 y alcanzó el jueves un nuevo récord absoluto a 867,90 dólares. Como el oro, el metal blanco evoluciona en sentido inverso al dólar: la debilidad del billete verde alienta a los inversores que poseen divisas más fuertes a comprar materias primas cotizadas en dólares.