El Enterprise Turnaround Initiative Corp (ETIC) dará a conocer mañana su plan de reestructuración para Japan Airlines, que previsiblemente incluirá la declaración de bancarrota, tal y como adelantó la semana pasada el ministro japonés de Transportes, Seiji Maehara. El ETIC, fondo estatal de ayuda a compañías con problemas económicos al que JAL acudió el pasado octubre, podría declarar la bancarrota para hacer frente a las pérdidas operativas de la aerolínea, que previsiblemente superarán los 1.900 millones de euros al cierre del actual ejercicio. Además, Maehara anunció que la aerolínea recibirá 1.146 millones de euros restantes de los 1.527 millones de euros incluidos en la línea de crédito concedido por el Banco de Desarrollo de Japón, a fin de asegurar el mantenimiento de sus operaciones, incluso en caso de declarar su bancarrota.