La economía japonesa se contrajo menos de lo inicialmente previsto en el primer trimestre de 2009 aunque a un elevado ritmo, dijo el Gobierno el jueves. El producto interior bruto nipón cayó, según cifras ajustadas a los precios, un 3,8% trimestral, o un 14,2% en términos anualizados, según datos revisados.
La cifra quedó dos décimas por debajo de la estimación inicial de caída del 4,0% trimestral y el 15,2% anualizado. 

Así, el Gobierno estima que la contracción del PIB durante el primer trimestre del año fue menor de los cuatro puntos porcentuales anunciados en mayo.

La segunda economía del mundo, en recesión desde finales del pasado año, ha encadenado ya cuatro trimestres consecutivos de crecimiento negativo debido al colapso de las exportaciones provocado por la caída global de la demanda.

El PIB real es el valor total de los bienes y servicios producidos en un país con los precios ajustados.