El producto Interior Bruto (PIB) por habitante en España descendió en 2008 en España hasta el 104% de la media de la Unión Europea (UE), tras alcanzar en 2007 el 107%, según datos divulgados hoy por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria. De esta manera, se rompe la tendencia de crecimiento que seguía España, ya que la riqueza por habitante había aumentado gradualmente los últimos años, desde el 103% de la media de la UE en 2005 al 105% en 2006 y al 107% en 2007. No obstante, España continúa como el duodécimo estado de la UE en PIB per cápita.