El crecimiento económico español será en 2010 negativo, del -0,2%, según las previsiones de la OCDE, que estima que en 2011 el PIB aumentará un 0,9%, de tal manera que se mantienen las perspectivas anunciadas en mayo pasado.
El desempleo alcanzará un techo en España en 2010, con el 19,8% de paro, que el año que viene se reducirá ligeramente, hasta el 19,1%, según el informe de perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sólo a finales de 2012 el paro se situará en el 16,5%, señaló la OCDE, que cree que será ese año cuando se noten las consecuencias en la creación de empleo de las medidas de reforma del mercado laboral aprobadas el pasado mes de septiembre.