El PIB de la Eurozona se situó en el 0,4% en el tercer trimestre cumpliendo así con las previsiones del mercado. De esta forma, Eurostat confirma que la Eurozona salió de la recesión en el tercer trimestre de 2009. En tasa anualizada, la economía se contrajo un -4%, una décima menos de lo estimado. Por otro lado, la tasa de desempleo creció hasta el 10% en noviembre frente al 9,8% anterior y al 9,9% esperado.