El PIB de EE UU creció un 1% en el primer trimestre del año en su dato definitivo, en la línea de lo esperado y por encima de la anterior revisión del 0,9%. El consumo personal creció el 1,1%, una décima más de lo previsto, mientras que el índice de precios del PIB subió un 2,7% en el mismo periodo, frente a una expectativa del 2,6%.