El crudo de referencia en Europa, el tipo Brent, cotiza en los 76,83 dólares, con lo que coquetea con los máximos que alcanzó hace casi un año. Además, el crudo tipo West Texas se sitúa en los 76,97 dólares por la mayor demanda de las refinerías de EEUU y aupados por las menores reservas de petróleo que anunció el miércoles este país.