El paro subió en 126.700 personas en el segundo trimestre del año, el 3,1% en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 4.137.500 y la tasa de paro repuntó cinco décimas, hasta el 17,92%, alcanzando su valor más alto en 11 años, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En concreto, la tasa de desempleo es la más alta de la serie histórica comparable, que arranca en 2001, pero remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 1998, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 17,99%.

Además, el número total de desempleados, que ya supera los 4,1 millones, es el más elevado de toda la serie comparable, que arranca en el tercer trimestre de 1976, periodo a partir del cual el INE tiene realizada una retrospectiva de datos utilizando la nueva definición de paro que entró en vigor hace unos años.

Sin embargo, pese a que el desempleo ha vuelto a marcar registros récord, su comportamiento en el segundo trimestre ha sido mucho mejor que el del primero. De hecho, el crecimiento del paro entre abril y junio ha sido seis veces inferior al experimentado en los tres primeros meses de 2009, cuando el desempleo aumentó nada menos que en 802.800 personas.

Según los datos de Estadística, en los últimos doce meses el paro ha subido en 1.755.900 desempleados, un 73,7% más, cebándose más en los hombres que en las mujeres. Así, el paro masculino se incrementó en 1.106.200 desempleados en el último año, con un repunte del 93,5%, mientras que el femenino aumentó en 649.700 paradas, un 54,2% más.

Los datos trimestrales también apuntan en esta dirección. El desempleo entre los hombres aumentó en 93.300 parados, un 4,2% en relación al trimestre anterior, mientras que el femenino lo hizo en 33.400 personas, un 1,8% más.

A tenor de estos resultados, la tasa de paro masculina repuntó casi ocho décimas, hasta el 17,62%, mientras que la femenina subió tres décimas, hasta el 18,01%.

SE DESTRUYE EMPLEO, PERO MENOS

De abril a junio se destruyeron 145.800 empleos (frente a los más de 700.000 destruídos en el primer trimestre), alcanzando el número total de ocupados la cifra de 18.945.000 personas. La mayor parte de los puestos de trabajo destruídos, 130.000, estaban ocupados por varones, frente a 15.800 desempeñados por mujeres.

En el último año, el número de ocupados se ha reducido en 1.480.200 personas (-7,2%), perdiendo los hombres 1.158.500 empleos (-9,7%) y las mujeres 321.600 puestos de trabajo (-3,7%).

Los españoles absorbieron el crecimiento del desempleo en el segundo trimestre, al generar 145.400 desempleados, con un repunte del 4,9% respecto al trimestre anterior, en tanto que los extranjeros redujeron su cifra de desempleados en 18.700 personas (-1,7%). En el último año, casi 1,3 millones de españoles han entrado en el desempleo (+72%) frente a los 458.800 extranjeros que se han encontrado en esta situación (+79,1%).

Así, la tasa de paro de los españoles se situó en el 16%, siete décimas más que en el trimestre anterior. No obstante, la tasa de desempleo de los extranjeros sigue siendo más elevada, con un 28%, cuatro décimas menos que tres meses atrás.

La población española también se llevó la peor parte en materia de ocupación, al perder 150.600 puestos de trabajo en el trimestre (-0,9%), frente a la creación de 4.800 empleos entre los extranjeros (+0,2%).

En el segundo trimestre, el número de activos bajó en 19.100 personas, el 0,08% en relación al trimestre anterior, quedando constituída la población activa por 23.082.400 personas. La tasa de actividad se situó en el 60,06%, casi una décima menos que en el trimestre anterior, mientras que en términos interanuales el volumen de activos creció en 275.700 personas, el 1,2% más.

La actividad sólo aumentó entre las mujeres en el segundo trimestre. El número de activos varones se redujo en 36.700 personas (-0,3%), mientras que al finalizar el mes de junio un total de 17.700 mujeres más querían trabajar (+0,2%). De esta forma, la tasa de actividad femenina repuntó levemente, hasta el 51,55%, y la masculina cayó hasta el 68,89%.

LA CONSTRUCCIÓN REDUCE SU NÚMERO DE PARADOS

Por edades, la subida del paro en el segundo trimestre se concentró en el grupo de entre 25 a 54 años, con 45.700 desempleados más que en el trimestre anterior (+1,5%), aunque porcentualmente fue mayor el incremento registrado por los trabajadores de 55 y más años, con 34.400 desempleados más (+12,5%).

El descenso de la ocupación, por su parte, se dejó sentir especialmente entre los más jóvenes. Así, entre los jóvenes de 20 a 29 años se destruyeron más de 125.000 empleos de los 145.800 puestos de trabajo que desaparecieron en el trimestre.

La destrucción de empleo en el segundo trimestre afectó especialmente a la industria, que perdió 100.800 puestos de trabajo (-3,5%) en relación al trimestre anterior. En la construcción se destruyeron 55.900 empleos (-2,8%) entre abril y junio y en la agricultura se perdieron 51.100 efectivos (-6,1%). Sólo los servicios, probablemente por la llegada del verano y el inicio de la temporada turística, crearon empleo en el segundo trimestre, con 62.000 nuevos puestos (+0,46%).

En cuanto a la evolución del paro por sectores económicos, sólo la construcción y el colectivo de los que buscan su primer empleo redujeron su número de parados. El 'ladrillo' cambió así la tendencia de los últimos tiempos y restó 41.900 desempleados (-5,6%), mientras que entre los que buscan su primer empleo el paro bajó en 12.800 personas (-4,3%).

Por el contrario, el desempleo subió en el resto de sectores, encabezados por los parados de larga duración (los que perdieron su empleo hace más de un año), que sumaron 117.000 desempleados más a su lista (+11,9%). Le siguieron la agricultura, con 24.000 parados más (+14,1%); la industria, que ganó 21.300 desempleados (+5,7%), y los servicios, con 19.100 parados más (+1,3%).

SUBEN LOS HOGARES CON TODOS SUS MIEMBROS EN PARO

Durante el segundo trimestre, el número de asalariados bajó en 106.200 personas (-0,7%) respecto al trimestre anterior, mientras que en términos interanuales se acumula un descenso de 1.116.200 asalariados (-6,6%).

Los trabajadores con contrato indefinido descendieron entre abril y junio en 52.000 personas (-0,4%), casi la misma cantidad en la que disminuyeron los temporales (-54.200 personas, -1,3%), reduciéndose la tasa de temporalidad casi dos décimas, hasta el 25,24%.

Los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en el segundo trimestre de 2009 en 49.900, un 4,6% más sobre el trimestre anterior, mientras que en el último año los hogares con todos sus miembros en paro se han incrementado en 564.400 hogares, un 101,9% más. En total, la cifra de hogares con todos sus miembros en el desempleo se situó en 1.118.300 al finalizar el mes de junio.

Por su parte, el número de hogares con todos sus miembros ocupados se redujo en 75.700 en el segundo trimestre y en más de un millón en el último año, hasta totalizar 9.519.400 al finalizar junio.

El paro subió en 11 de las 17 las comunidades autónomas más Melilla, siendo los mayores incrementos los de Comunidad Valenciana (+57.500 desempleados) y Andalucía (+54.600). Entre los descensos, los más acusados fueron los de Cataluña, con 20.800 desempleados menos, y Extremadura (-8.300).

En cuanto a la ocupación, sólo cuatro comunidades más Melilla crearon empleo. Las mayores reducciones de la ocupación se dieron en Andalucía, que destruyó 52.200 empleos en el trimestre, Cataluña (-40.600) y Comunidad Valenciana (-30.200).