La tasa de desempleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en noviembre en el 8,2%, donde permanece anclada desde agosto de 2011, informó la institución que, sin embargo, advirtió de que esta estabilidad agregada "enmascara" las distintas realidades nacionales, con un paro del 22,9% en España, frente al 3,1% de Corea del Sur.
La institución internacional con sede en París, conocida como el 'Club de los países desarrollados', precisó que en noviembre de 2011 alrededor de 44,6 millones de personas carecían de empleo entre los países miembros de la OCDE, lo que implica un descenso de 1,8 millones respecto a noviembre de 2010, aunque todavía hay 13,8 millones de parados más que en noviembre de 2007.

En el caso de la zona euro, la tasa de paro de noviembre se mantuvo en el 10,3%, la más alta desde el estallido de la crisis financiera, mientras que la de las siete mayores economías fue del 7,5%, una décima por debajo del dato de octubre.