Los trabajadores que perdieron el puesto de trabajo en Italia entre los meses de enero y febrero ascendieron a 370.561, un 46,13% más que en el mismo período del año anterior, según dieron hoy a conocer los medios italianos. En enero de este año se inscribieron en el paro un total de 169.274 personas, casi el doble que en enero de 2008, en que el total de inscripciones habían sido 95.851. En febrero de 2009, el número de inscritos ascendió a 201.287, mientras que en el mismo mes del año anterior se habían quedado en 157.727.