Coincide con la previsión de los analistas que situaron la tasa de desempleo brasileña entre el 5,6% y el 6,1%.


Son datos publicados por la agencia oficial de estadísticas IBGE, que sitúan la tasa de parados en Brasil en el 6,1%, un 0,8% más que el mes anterior. No obstante, no supone un motivo de preocupación para los brasileños en la medida en que partían de un mínimo histórico en el mes de enero del 5,3%.