El oro ha llegado a su mayor cota en un mes puesto que el dólar está presionando por la disminución de los temores sobre potenciales alzas de tasas de interés en EEUU. Además, las versiones sobre un rescate para Grecia, que carga con pesadas deudas, apuntalaban al euro. En semanas recientes los inversores han volcado dinero en el oro como cobertura de la volatilidad cambiaria, mientras que el constante repunte del metal desde su caída a menos de 1.100 dólares también provocó compras técnicas y alentó la confianza de este mercado.