El número de viviendas iniciadas en España en el primer trimestre del año fue de 108.275, lo que supone una caída del 36,1% con respecto al mismo período de 2007, según la última estadística del Ministerio de Vivienda. Del total de viviendas iniciadas, 98.836 fueron viviendas libres, un 32,7% menos con respecto a los tres primeros meses de 2007, y 9.423 viviendas protegidas, un 58,3% inferior. El Ministerio explica esta caída en el número de viviendas protegidas iniciadas por la mayor restricción del crédito a los promotores como consecuencia de las turbulencias internacionales.