Los mercados asiáticos no levantan cabeza y continúa el retroceso de las bolsas. En Japón, el índice Nikkei ha perdido esta mañana un 1,99% hasta situarse en los 16.148,49 puntos. Los renovados temores a un credit crunch que llegaron de EEUU con CountryWide Financial atenazan a los inversores.