El selectivo de la Bolsa de Tokio ha concluído la sesión con un avance del 0,73% que le conduce hasta los 9.723 puntos. Las ganancias de esta jornada han sido frenadas por la fortaleza del yen frente al billete verde.