El selectivo de la Bolsa de Tokio ha terminado la sesión con caídas del 0,3%, hasta los 9.647 puntos.