Los datos de desempleo han llevado a los principales índices de la bolsa de Nueva York a terreno negativo. El Dow Jones ha bajado un 0,49% hasta los 12.657,20 puntos, mientras que el S&P 500 ha retrocedido un 0,70%. El selectivo Nasdaq que acumulaba ocho sesiones consecutivas en verde, también ha caído, un 0,45% y se sitúa en los 2.859,81 puntos. En el mercado de commodities, el West Texas se cambia por 96,36 dólares, mientras que en el de divisas un euro son 1,42 billetes verdes.

Los datos de desempleo conocidos hoy no han sentado nada bien a Wall Street. La economía norteamericana tan solo creó 18.000 empleos en junio, menos de lo esperado y el nivel más bajo en nueve meses. La tasa de desempleo se encuentra ya en un 9,2%.

Los problemas en Estados Unidos también afectan a algunos estados como Minnesota, que tras cerrarse su gobierno el pasado viernes, ha visto como la agencia de calificación Fitch rebaja su rating.

En el ámbito empresarial, Johnson & Johnson ha sido demandada por una compañía que pide 70 millones de dólares, al considerar que el segundo mayor fabricante de productos para el cuidado de la salud interfirió en un contrato sobre la distribución de un test de cáncer oral. Sus acciones han sufrido un retroceso de un 0,52%.

Dentro de la lucha que mantienen las aerolíneas tradicionales con las de bajo coste, hoy se ha conocido que Air France pedirá a sus pasajeros que limpien sus asientos y que se lleven la basura con ellos para reducir costes y, a su vez, estar menos tiempo en tierra.

En el sector tecnológico, IDC ha subido su previsión de ventas de tabletas en un 6%, sobre todo, gracias a la fuerza del iPad de Apple y a Android de Google, a pesar de la caída en el primer trimestre, respecto al trimestre anterior. Las acciones de Apple se revalorizan un 0,70% y alcanzan los 359,71 billetes verdes.

Google también ha sido hoy noticia porque su aplicación de mapas, junto con la de Microsoft va a ser revisada por China, a raíz de unas normas del año 2010, que prohíbe a los operadores publicar datos geográficos considerados sensibles por el gobierno. Google ha perdido un 2,67%.