Duro Felguera se dispara este miércoles en el mercado continuo con un alza del 25%. La industrial asturiana ha logrado una refinanciación de la deuda con toda la banca acreedora, ya que finalmente BBVA ha firmado un acuerdo con la compañía. 

Duro Felguera apunta en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su consejo de administración había aceptado los términos y condiciones de la refinanciación remitidos por las entidades financieras participantes en el proceso, quedando condicionada a nuevas adhesiones de entidades, en al menos el 90% del total de la deuda financiera. Ayer se produjo la adhesión de nuevas entidades, alcanzándose el 100% de la deuda financiera. 

El consejo de la industrial ha convocado a su junta de accionistas el 24 de junio con el objetivo de aprobar las nuevas condiciones de la banca. Entre las banca acreedora destaca Banco Santander con 200 millones comprometidos, le sigue CaixaBank con 125 millones, Sabadell con 115 millones, Bankia 85 millones, BBVA 80 millones y Liberbank 25 millones. 

Entre las condiciones pactadas entre Duro Felguera y los acreedores destaca una ampliación de capital por valor de 125 millones de euros que devaluará a los actuales accionistas. Además también se ha pactado una quita de deuda en el entorno de los 318 millones de euros mediante la reconversión de ese importe en obligaciones convertibles en acciones de Duro Felguera clase 'A' (90,7 millones) y las clase 'B' ascenderán hasta los 142,3 millones de euros, que se emitirán tras la aprobación por la junta de accionistas.

El proceso contempla líneas de avales para nuevos proyectos de 100 millones y un préstamo de 85 millones de euros con un período de amortización de cinco años.