Gamesa obtuvo un beneficio neto de 13 millones de euros en el primer trimestre del año, un 67% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, gracias a la reactivación de su actividad en el exterior y a sus políticas de gestión eficiente.


El beneficio bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 17%, hasta 76 millones, mientras que las ventas se incrementaron un 24%, hasta 585 millones.

Los megavatios vendidos en el primer trimestre por Gamesa aumentaron un 24% y que la cartera de entregas para el conjunto del año asciende a 1.706 megavatios (MW), suficiente para cubrir el 58% de los objetivos del ejercicio.