Hemos vivido un mes de Agosto extremadamente bajista con caídas en los principales índices de todo el mundo. El Ibex no ha escapado a esta caída y se ha dejado en el mes un 9.47 %, gracias a las subidas de los últimos días de mes.

Dentro del Ibex solo hemos tenido un valor en positivo, y reconozco que me ha sorprendido. Un banco ¡¡¡. El Banco Sabadell con subidas de un 5.56%. El resto de los valores han tenido caídas cuantiosas. El valor con caídas mas pronunciadas ha sido Arcelor Mittal con caídas en el entorno del 30%, seguido de cerca por IAG (antigua Iberia) con caídas cercanas a esos niveles.

En el mercado continuo las caídas mas abultadas han sido para Nyesa, para General de Alquiler de Maquinaria que se ha dejado un 40% de su valor en este mes, y para la CAM con caídas del 42%. Existen cinco valores con rentabilidad positiva en el mes, encabezados por Unipapel y Banco de Sabadell de nuevo.

Los motivos de estas caídas son de sobra conocidos. Perspectivas de posibilidad de volver a una recesión a nivel global, pudiendo ser esta incluso mas agresiva que la que vivimos en el 2008 y principios del 2009; la rebaja de la calidad crediticia de estados unidos a principios de mes; los problemas con la deuda en Europa y en los países periféricos, con un tensionamiento especial a lo largo del mes para la deuda italiana y la española; las dudas sobre como acabará el rescate de Grecia, que todavía tiene bastantes nubarrones; las dudas sobre el crecimiento en China, motor de la economía global en los últimos años; y la incapacidad de los políticos a ambos lados del atlántico de llegar a consensos y tomar las medidas necesarias desde un punto de vista económico.

El mes de Julio acabó con tensión política en Estados Unidos por la ampliación del techo de deuda. Los últimos días de Julio se llegó al acuerdo y parecía que podíamos tener un mes de agosto relativamente tranquilo, pero llegó el dato del ISM muy por debajo de las estimaciones y, casi por debajo de 50 y se empezó a descontar un doublé dip en la economía americana y también en el resto del mundo. Los datos macros no han acompañado y probablemente no acompañen en el mes de septiembre y de octubre. Si no volvemos a recesión, empezaremos a ver datos más alentadores a lo largo de octubre y podemos asistir a un final de año alcista de los mercado. Siempre y cuando los políticos de Europa se pongan un poco de acuerdo, claro.

OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN
Después de estas caídas vemos oportunidades de compra en bastantes valores del mercado español y europeo. Por motivos de dividendo nos sigue gustando Telefonica, con una rentabilidad por dividendo cercana al 10%. Cierto que es posible que en un par de años deba de bajar el dividendo porque su generación de caja no sea suficiente, pero lo reducirá, no lo quitara y estoy seguro que seguirá dando un yield atractivo. Por dividendo también me gusta BME. Reparte la mayoría de sus beneficios entre sus accionistas, no tiene deudas y siempre está en las quinielas para entrar en una operación corporativa. Los bancos también dan buenos dividendos pero tienen un perfil de riesgo mayor y es más posible una reducción de los mismos.

Por valoración a nosotros los valores mas interesantes del Ibex nos parece que son Ferrovial (también tiene un dividendo interesante), Repsol y Técnicas Reunidas. Todas ellas tienen un potencial de crecimiento de negocio importante y han sido castigadas. En el caso de Ferrovial no mucho, pero creemos que tiene todavía potencial.
Dentro del continuo encontramos valores que son auténticas oportunidades. Una de nuestras favoritas es Vueling. Una empresa con más caja que su capitalización bursátil, ha ampliado su acuerdo Iberia, su mayor accionista. Cierto es que los precios del crudo le han perjudicado en la primera parte del año, pero esperamos una mejora en la segunda parte. Para inversores pacientes Alba cotiza con unos descuentos sobre su cartera holding muy importantes. Es un valor tranquilo donde se puede refugiar para los próximos meses y, con tiempo, conseguir unos retornos satisfactorios.

Sobre los bancos son los que más riesgo tienen mientras tengamos problemas con la deuda y la morosidad siga en aumento. Tendrán su momento, pero creo que todavía no ha llegado, aunque, desde luego si hay rebotes en los mercados, muy probablemente vendrán liderados por este sector.