La familia Serratosa, máximo accionista de Uralita con el 79 por ciento de su capital, podría estar estudiando rebajar su participación o realizar una ampliación de capital con la que obtener liquidez para la familia, dijo el lunes el diario Cinco Días citando fuentes cercanas a la empresa. Según el diario, la familia valenciana necesita liquidez para hacer frente a la deuda contraida cuando adquirió la compañía fabricante de materiales de construcción en 2007. No fue posible contactar con un portavoz de la compañía para comentar la información.