La Bolsa de Seúl ha cerrado con una notable caída por primera vez en cinco días tras los retrocesos de ayer en el mercado de Nueva York y la venta de acciones por parte de inversores institucionales para obtener beneficios. El índice Kospi del mercado surcoreano ha cedido 18,85 puntos (1,06%) y ha terminado en las 1.754,71 unidades, mientras que el indicador de valores tecnológicos ha caído un 2,27% (0,35%) hasta situarse en los 651,83 puntos. Las empresas financieras y las siderúrgicas han liderado el descenso de una jornada en la que las pérdidas han sido generalizadas.