La Bolsa de Seúl ha cerrado hoy con un notable descenso provocado por un aumento de las ventas de inversores extranjeros e institucionales que responde a los retrocesos sufridos ayer en el mercado de Nueva York. El índice Kospi del mercado surcoreano cayó 28,14 puntos (1,52 por ciento) y terminó en las 1.819,39 unidades, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq perdió 7,44 puntos (1.14 por ciento) para situarse en los 643,67 puntos. Salvo las ganancias de las farmacéuticas y las siderúrgicas, el resto de los sectores surcoreanos, como el de construcción y el de maquinaria (con pérdidas del 2,19 por ciento y 2,04 por ciento respectivamente), sufrieron un fuerte revés. El dólar estadounidense se depreció 5,70 unidades respecto a la divisa surcoreana, el won, y se colocó al cierre en los 1.016,90 wones.