La Bolsa de Seúl ha terminado con caídas por segundo día consecutivo, tras los retrocesos ayer del mercado de Nueva York y después de que el crudo Texas batiera un nuevo récord al tocar los cien dólares por barril. El índice Kospi del mercado surcoreano ha caído 0,72 puntos (0,04%) y ha cerrado en las 1.852 unidades, mientras que el índice de valores tecnológicos Kosdaq ha subido 6,88 puntos (0,97%) hasta las 714 unidades. En una jornada mixta de alzas y bajas, los valores químicos y los sectores bancarios han cedido, en contraste con las ganancias de maquinarias y constructoras.