El ISM del sector servicios de EE.UU. se situó en agosto en 43,5 puntos, cuatro décimas más de lo que vaticinaba el mercado.