La inflación retrocedió cinco décimas en julio en relación al mes anterior; mientras que la tasa interanual se situó en el 3,1%, un 0,1% menos que la registrada el mismo periodo del año anterior.

 
Según datos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística, la tasa interanual, que coincide con la avanzada por el indicador adelantado del IPC, publicado el pasado 29 de julio, retrocede por tercer mes consecutivo tras ocho meses consecutivos al alza.

El incremento del crudo elevó los precios desde principios de año, con una subida del 3,3% en enero, del 3,6% en febrero y marzo, y del 3,8% en abril, el valor más elevado desde septiembre de 2008, mes en el que se situó en el 4,5%. En mayo, el IPC rompió esta tendencia al mantenerse estable en tasa intermensual y bajar en tasa interanual.

La caída intermensual del IPC es la segunda consecutiva que se registra y también la segunda mayor del año después de que los precios iniciarán 2011 con un retroceso de siete décimas sobre el mes de diciembre.

Según los datos publicados por el INE, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, se situó en julio en el 1,6%, una décimas por debajo de la registrada en junio.