El Indice de Precios al Consumo (IPC) de Japón registró en mayo una caída récord del 1,1%, respecto al mismo mes del año anterior, y registró deflación por tercer mes consecutivo, informó hoy el Gobierno nipón. El IPC nacional, que excluye los alimentos perecederos por su excesiva volatilidad en los precios, se situó en 100,5 puntos, sobre la base fijada de 100 en 2005, según los datos del Ministerio de Interior y Comunicación. La deflación registrada coincide con la prevista por los expertos consultados por la agencia local Kyodo. La bajada de los precios al consumo en mayo llega después de una ligera deflación en abril y en marzo -ambas del 0,1%-, precedida de dos meses consecutivos en los que los precios se mantuvieron, algo que no ocurría desde mediados de 2007.